Algunas organizaciones crean una fachada de identidad visual y marca, pero descuidan la marca de sus empleados. Parecen olvidar que la marca más atractiva son sus empleados, no solo algunos logotipos y pancartas elegantes.

Acciones: consejos de marca para empleados

¿Qué quieren sus clientes cuando sus empleados los saludan por teléfono y en persona? No se trata solo de los logotipos, las etiquetas de identificación y los uniformes que les proporcionas. Podemos recomendar CHAMP (consultivo, saludable, activo, meticuloso y preparado).

1) De consultación. Los clientes de hoy son sofisticados y saben mucho más sobre sus productos y servicios (y sus competidores), así como sobre su industria y su relación con el mundo en general. Entonces, cuando se enfrentan a tu gente, esperan más que sonrisas y amabilidad, un uniforme limpio y agradable, pero también la capacidad de brindarles un enfoque consultivo. Se espera que su gente ofrezca las mejores opciones y elecciones disponibles, respaldadas por análisis y experiencia. La mejor manera de capacitar a su gente para que sean consultores es brindar capacitación interna o externa regular, junto con auditorías internas de conocimiento e incluso juegos de roles y simulaciones en reuniones mensuales regulares (o con mayor frecuencia).

2) Saludable. Los seres humanos pueden tener prejuicios y formar ideas preconcebidas. Si sus empleados se ven enfermizos o son percibidos como descuidados, cualquier gran trabajo se desperdiciará. Si no tiene un régimen interno de bienestar y acondicionamiento físico para que su gente se mantenga visible e internamente saludable y en forma, proporcione un subsidio para que se unan a instalaciones externas o formen asociaciones beneficiosas con instalaciones deportivas. Asegúrese de que sus empleados se mantengan dentro de los niveles tolerados de aptitud física y mental, y brinde incentivos financieros o de otro tipo para aquellos que mantengan el rumbo. Las empresas han descubierto que al tener programas internos de bienestar y acondicionamiento físico, han reducido sus facturas médicas y tienen empleados más productivos y felices.

3) Activo. ¿Está su gente con energía y lista para ayudar a los clientes en cualquier momento? ¿O están letárgicos y relajados? Inculcar una cultura corporativa de energía y acción, y recompensarlos de manera adecuada. Incluso el entorno físico debería ser propicio para crear energía en su gente. Por ejemplo, en lugar de pinturas grises opacas para las paredes, opte por pinturas de colores brillantes. En lugar de proporcionar cafeína a su gente, opte por proporcionar salas de "relajación" donde los empleados estresados ​​puedan relajarse durante unos 15 minutos antes de volver al trabajo. Si es posible, proporcione actividades, juegos o mecanismos que alivien el estrés para que su gente elimine la frustración reprimida, y encontrará personas más felices y activas para servir mejor a sus clientes que pagan.

4) Meticuloso. Nada pica más a los clientes que los errores y los problemas derivados del descuido de los proveedores de servicios. Una factura de tarjeta de crédito con doble facturación puede molestar a los clientes a cambiar de banco. Los ramos de flores incorrectos pueden arruinar una relación que su cliente está tratando de mantener. La mano de obra de mala calidad al revisar un automóvil puede dejar a su cliente acalorado, nervioso y varado en la carretera solitaria. Por lo tanto, inculque una cultura corporativa de CERO DEFECTOS en cualquier área de trabajo y trate todos los procesos comerciales (incluidos los procedimientos administrativos mundanos) como parte de un sistema de calidad total.

5) Preparado. ¿Le gustaría tratar con un abogado que no puede preparar todos los documentos, expedientes y formularios antes de la reunión? El tiempo corre y usted está pagando más por su incompetencia y falta de preparación. Al igual que con los atributos descritos aquí, la clave para una implementación exitosa NO es castigar cuando las cosas van mal, sino respaldar públicamente y recompensar generosamente cuando las cosas van bien. Es posible que se sorprenda de lo receptivos que son sus empleados a un buen sistema de recompensas, en contraposición a un sistema punitivo.

BitZen ©
Su gente de primera línea son sus extremidades, si equipara al director ejecutivo como el cerebro y los mandos intermedios al sistema nervioso central. Sin un gran conjunto de miembros, su cerebro y el sistema nervioso central serán simplemente muestras en un frasco sin capacidad para cambiar el mundo.

Estos son algunos escritos que hicimos en 2003 (publicados como “DotZen”, un libro de bolsillo que fue ampliamente publicitado), y extrajimos algunos que aún son relevantes hoy en las áreas de marca, marketing, ventas, publicidad y mejoramiento empresarial. Si encontramos algún tiempo fuera del de ayudar a nuestros clientes a crecer y descansar, intentaremos escribir un poco más.

Copyright © 2003 Seamus Phan y Ter Hui Peng. Todos los derechos reservados.

Dr Seamus Phan es el director de tecnología y jefe de contenido de McGallen & Bolden. Es experto en tecnología, estrategia, branding, marketing, capacitación en liderazgo y manejo de crisis. Este artículo puede aparecer simultáneamente en su blog. Conectarse LinkedIn. © 1984-2020 Seamus Phan et al. Todos los derechos reservados.